martes, febrero 21, 2006

El doble discurso de Televisa (De López Dóriga a Permítame tantito)


Televisa es una empresa que ha sabido reinventarse. En especial, creo que puede presumir por haber construido, en pocos años, un capital importante en términos de credibilidad. Y el tema es importante pues esa empresa es, como ya se ha dicho y escrito en muchas ocasiones, uno de los actores políticos más importantes que tiene México. En buena medida, por la manera en que impulsa su agenda -tema especialmente vigente en el debate sobre la reforma a la ley de radio y televisión – pero también, por su impacto en la manera en que se ve a si misma la sociedad. Por eso, es que también es importante estar atentos al tipo de contenido y a los mensajes que presenta.

En esa línea es que quiero advertir sobre su doble discurso cuando se trata de temas de género. Hace menos de dos semanas, fuimos testigos de la indignación de Noticieros Televisa luego de que el Presidente Fox hablara del crecimiento de la economía y pusiera como ejemplo la existencia de lavadoras en los hogares mexicanos, “y no de dos patas ni de dos piernas”. Todavía recuerdo las expresiones de Joaquín López Dóriga y Carlos Loret de Mola.

Me parece muy bien que se molesten por esas cosas. Es congruente con la campaña de valores que todo el día transmite la empresa en la que laboran. Lo que no puede entender es que en la misma empresa de pronto salgan al aire cosas como la de la semana pasada en el programa “Permítame tantito” que se transmite por Canal 4. En uno de sus segmentos, el productor y conductor Israel Jaitovich – acompañado de Jorge Arvizu, El Tata – presentaron a una especie de empresa que por lo visto organiza comidas, con la peculiaridad de que los alimentos se sirven sobre los cuerpos de mujeres en traje de baño.

Mi problema con ese tipo de imágenes lo ilustra muy bien una frase de El Tata.
Cuando una de las mujeres hizo un comentario sobre la comida, el actor le dijo “usted cállese, usted es una charola y las charolas no hablan”. Tiene razón, los objetos no hablan, ni tienen derechos, ni tienen opiniones. Por si queda alguna duda, ahí está el triste caso de la Secretaria que hiciera “famosa” Brozo.

Quizá a algunos les parezca que exagero pero no creo que podamos desvincular estos hechos de otras noticias que han sido publicadas en los últimos días. En especial, pienso en la declaración del secretario de Seguridad Pública del DF, Joel Ortega, que declaró que el día de la Secretaria es cuando se llenan todos los hoteles, las palabras de Madrazo señalando que las mujeres no son lavadoras "aunque lo parezcan" (según versión de El Universal) o los reportes sobre las violaciones a mujeres, las cuales tienen como responsables en más del 60 por ciento de los casos a sus propias parejas, dato consistente con el hecho de que la mayor parte de las mujeres asesinadas en Ciudad Juárez, fueron víctimas de violencia doméstica.

Alguien me dijo que no es lo mismo un gobernante que una empresa. Que los primeros, sí son responsables mientras que los segundos tienen como objetivo el entretenimiento y el negocio. Por fortuna, esa visión hace tiempo que quedó superada y Televisa ha sido enfática en reconocer su responsabilidad social por eso no es tolerable que aplique un doble criterio cuando se trate de estos y otros temas. Aquí está ya una denuncia. Ahora habrá que ver si tienen el valor de hacer algo…o simplemente, les vale.

1 comentario:

Felipe A. dijo...

Más que triste me parece DESPRECIABLE la actitud de los programas de entretenimiento de Televisa, también hay que agregarle Otro Rollo, en alguna ocacion me tocó ver como entre Adal y Yordi le hacían sandwich (obviamente en forma sexual)a Rosanna (o a gaby, no recuerdo) para sorpresa de esta, y claro a lo cual solo pudo hacer como que se reía... patético.
También Facundo ha salido con algunas.
(No es que no me gusten sus programas, bueno, el de adal si no me gusta).
Pero solo demuestra lo atrazados que estamos en el respeto a las féminas.