miércoles, enero 11, 2006

La otra cara de la IP: subsidiados y morosos

No es extraño que en los medios se exhiba el doble discurso de algunos políticos, no así de la IP, que generalmente recibe una cobertura muy favorable. Sin embargo, hoy podemos leer al menos dos notas – en La Jornada y El Economista – que nos muestran que el empresariado nacional no siempre tiene la cara amable que en general nos muestra.
En la
primera, firmada por Enrique Mendez, se da a conocer que “un grupo de 80 empresas (...), adeudan al IMSS 3 mil 895 millones de pesos, por concepto del retraso deliberado en el pago de las cuotas obrero-patronales y por recargos. En la lista aparecen (...) Volkswagen, Bimbo, Telmex, Banamex, (...) Gigante e ICA” entre muchas otras. Como se ve, ninguna de ellas es precisamente un changarro, y así como suelen reclamar al gobierno la falta de resultados, deberían ser congruentes al cumplir al menos con sus obligaciones tributarias.

La segunda nota, elaborada por Alma Hernández Arana, nos cuenta que en opinión de Gonzalo Zubillaga, Vicepresidente de la consultora Fimat en América Latina, “sería más barato que los industriales tomaran coberturas en contraste con los egresos que debe destinar el gobierno para salvarlos de los altos costos del gas. El precio de las coberturas es de 6 y 7% del monto total del gas a cubrir, mientras que el subsidio energético entre septiembre de 2005 y enero del presente alcanza ya un costo para la federación de 625 millones de dólares.”
En otras palabras, en vez de que sean ellos quienes absorban la administración de los riesgos, somos todos, los contribuyentes, los que los mantenemos subsidiados. Mi reconocimiento a ambos medios por impulsar estos temas – a veces marginados por el peso de la publicidad - y ahí queda el llamado de atención para el empresariado.

1 comentario:

veneno dijo...

Los datos aportados en este dia nos demuestran que la iniciativa privada mexicana no tiene la menor intencion ni capacidad de desarrollo,mantener sus fueros es la unica razon de vida de la mayoria de los consejos de empresa y las organizaciones verticales que controlan la explotacion de los medios de produccion,casos como los asi descritos son ya una tradicion mexicana que incluso en foros internacionales ha sido muy comentada como la corrupcion de el gobierno mexicano que permite a las empresas nacionales(notese que varias de ellas son aportantes de cabecera en varias campañas politicas)tener esuqemas que nunca resistirian la prueba del acido en otros paises con tendencias mas liberales y competitivas,las adecuaciones que varios de estos grupos economicos nacionales buscan tan desesperadamente,las llamadas reformas estructurales,no son mas que caretas de lucha politica,ya que tu verdadero fin es que se les permita seguir lucrando a costa de la ilegalidad y la mano libre para ganar ilegalmente sus dineros.