jueves, febrero 02, 2006

El acoso a los Sahagún

No me gusta escribir sobre este tema porque pareciera que estoy defendiendo a unas personas que ni siquiera conozco. El problema es que me siento obligado a comentarlo pues es lamentable que en el país se sigan dando estos linchamientos mediáticos, trátese de quien se trate.
Porque no se puede entender de otro modo la campaña que ha desarrollado La Jornada durante semanas, sino es que meses. Ahí está como ejemplo la nota de hoy sobre la participación de Marta Sahagún en una empresa. Lo primero que me llama la atención es que no hay nada que se refiera a una irregularidad. Al menos en la edición de hoy no se explica qué tendría de malo que la esposa de Vicente Fox fuera accionista. Primero, porque la empresa se fundó en 1991 (es decir, nueve años antes de que llegara al gobierno federal); segundo, porque no veo la relevancia periodística.
Quizá porque Marta Sahagún ha dicho que ya no forma parte de esa empresa, y según los datos del diario sí se mantiene. De ser cierto, habría sido una tontería de la Primera Dama mentir en algo tan sencillo, pero en todo caso eso probaría que mintió, no que cometió algún delito.
El problema es que estas notas se presentan como si se trataran de grandes descubrimientos de fraudes. No es así. No, por lo menos, a partir de la información publicada. (Pero vean cómo se titula en algunos diarios "Esposa de Fox es socia de empresa investigada, según legisladores")
La falta de pruebas pareciera ser la constante en este caso. Así se establece en el informe contratado por los propios dipuatdos-investigadores. No es casual, por tanto, que los mismos legisladores que diario aparecen en ese medio acusando de corrupción a la familia de Marta Sahagún, no hayan presenatdo una denuncia formal ante el Minisiterio Público. Incluso, ya en el absurso, ha dicho el diputado Jesús González Schmall que si el Presidente Fox no ordena una investiagción, él personalmente se encargará de iniciarle un juicio político. ¿Y por qué no la presenta el diputado si es que tiene las pruebas? Simple, porque están pensando en la nota que diga que el "Presidente se niega a declarar la investigación", lo que le dará un nuevo tono de complicidad.
Finalmente, para que vean el nivel de este caso me remito a dos hechos mediáticos: primero, las "preguntas" de los reporteros que hace un par de días interrogaron al panista Federico Dóring: "¿Qué le van a dar por proteger a los hijos de Marta Sahagún? y ¿Son entonces los hermanos Bribiesca "Hermanitas de la Caridad"? ¿Son ésas preguntas o editoriales mal encubiertas?
Y segundo, la columna de hoy de Ciro Gómez Leyva en las que afirma que "Andrés Manuel López Obrador ya sentenció: los Bribiesca Sahagún son unos corruptos. (...) Los Bribiesca Sahagún están derrotados. Quizá consigan librar la avalancha de auditorías y citatorios que, tarde o temprano, caerá sobre ellos, sus socios y los funcionarios sospechosos de acompañarlos en las pillerías. Pero una mancha indeleble de desprestigio quedó impresa en sus frentes.(...) Sin embargo, nadie ha sido capaz de probarles un hecho consumado. Ni que los jets sean suyos, ni que acapararan a precio de liquidación casas y departamentos en subastas públicas, ni que sus empresas sean mucho más boyantes que hace cinco años. Hay huellas, indicios, pero no evidencias. (...) faltan las evidencias. Y ya vimos que la comisión de diputados que investigó a los Bribiesca con ferocidad no las tiene. (...). Cargarán con el ridículo, pues, por el resto de sus días. Y tratándose de jóvenes de 30 años, son décadas de oprobio las que les faltan por vivir.”
A ver, a ver... entonces ¿hay o no pruebas? Porque en una sociedad democrática no se deberían tolerar poderes paralelos a los formales: si son culpables que los acusen, los juzguen y los sentencien. Lo otro, son jucios sumarios que se dan en los medios.
En fin, ojalá acabe pronto este caso, ya sea porque los dejen en paz (cosa que por supuesto no va ocurrir) o porque les puedan probar en serio una irregularidad y la presenten ante las instancias adecuadas pues mientras este circo siga así, sólo pierde el estado de Derecho...sí, ese que tanto dicen defender.

1 comentario:

JOSE SANCHEZ ZOLLIKER dijo...

Hay que considerar también, (y yo tampoco defiendo a los Bribiesca) dos asuntos poco comentados:
1. La investigación del despacho Escobar y Cia, fue pagada por el PRD.
2. El Congreso no tiene porqué investigar a nignun particular (persona física, no funcionario público), NUNCA jamás y por ningún motivo. Podrá hacer una comisión para verificar una investigación realizada por el ministerio público si el caso lo demanda, pero NO ordenar investigación alguna. Hacerlo, es violar la ley, y los derechos humanos del individuo. Ello habla de una cacería del Legislativo contra un particular. Y yo me pregunto: ¿Si hago enojar a la diputada, podrá dirigirme una investigación del congreso?... Vaya, ni Hitler lo hizo!...
Tengamos cuidado, señores. Esto merece un grito de alto. No se están midiendo las consecuencias y nos amanecerá un día doliendonos nuestro gobierno porque no lo detuvimos a tiempo.